Un fin de semana en Estocolmo

Un fin de semana en Estocolmo

Estocolmo es de esas ciudades que terminan apasionando por muchos motivos. Las calles, el ambiente y lo realmente bonita que es, además de la facilidad de los billetes de avión para llegar desde España, todo sea dicho, hacen de la capital de Suecia un muy buen destino.

Pasar un fin de semana en Estocolmo es una gran idea si estás planeando una escapada. En este artículo vamos a intentar sintetizar todo lo que podrías hacer en un fin de semana en Estocolmo, aunque hay que ir avisando de que es difícil escoger

Antes de empezar, queremos avisarte de que, si llegas a Estocolmo durante 3 días, lo más lógico es que termines haciendo una visita posterior algo más larga, pero no nos anticipemos y descubramos Estocolmo bajo la perspectiva de un simple fin de semana.

Estocolmo es un archipiélago que lo forman 14 islas y que cuenta con 54 puentes, por lo que, para moverte, además del transporte público bastante eficiente, tendrás que acostumbrarte a ver el mar y agua, eso es quizás una de las primeras cosas que te van a enamorar de Estocolmo, las vistas.

La isla de Djurgärden

Para comenzar un fin de semana en Estocolmo, creo que lo mejor es que empieces por esta isla, muy cerca del centro de la ciudad y con grandes atractivos. Aquí se encuentra el museo más importante de la ciudad, que es el Gröna Lund. Además, es un auténtico parque urbano repleto de sendas para pasear y carriles bici, tienes todo lo que quieras y necesites para pasar un rato agradable, te lo aseguro. Aquí puedes ver el museo Skansen.

Se trata de un interesante museo al aire libre donde se representa a la sociedad sueca del siglo XIX. Vas a ver gente vestida de época, puedes verles tocando instrumentos del momento y puedes ver la representación de cómo eran las casas de estos “suecos”. Para profundizar y conocer algo más el país que estamos visitando, merece mucho la pena.

Y ya que hablamos de museos, no debes dejar perder la ocasión de visitar este museo que alberga el buque Vasa (Vasamuseet), hundido en 1628, en su viaje inaugural. Puedes ver todo el proceso de restauración y recuperación, es impresionante.

Gamla Stan

Se trata del corazón de Estocolmo, con las conocidas casas de colores, que son edificios muy representativos de la ciudad. Lo mejor que puedes hacer aquí es perderte por las calles de adoquines, donde disfrutarás de la arquitectura cuidada y de un lugar lleno de historia de la ciudad, que te recomiendo conocer.

Södermalm

Si buscas el barrio más “cool”, este es el sitio. Es un punto famoso por la vida nocturna, pero también el lugar favorito de los “hipsters” y otras personas que buscan cosas y actividades alternativas en la ciudad.

Realmente, esto son solo algunas pinceladas, nosotros te recomendamos que te dejes llevar por esta ciudad, si lo haces, vas a creernos el hecho de que vas a querer volver con más tiempo, eso es lo que le ocurre a cada persona que visita Estocolmo en un fin de semana.

Share This Post

Post Comment