Nueva oportunidad para Caudilla, un pueblo despoblado de la provincia de Toledo

Nueva oportunidad para Caudilla, un pueblo despoblado de la provincia de Toledo

Se destaca la localización.

La imagen asociada con los valores por la recreación de la Historia del Castillo, los métodos ancestrales y por la presentación de los productos locales. Todo vinculado a la artesanía, tanto en producción como en comercialización.

En materia de calidad, inicialmente y ateniéndonos a la materia prima en propiedad, lanzará un Whisky con una crianza particular y única basada en 10 años de ensamblaje en madera de roble americano perteneciente a la antecesora familia del fundador, con más de 70 años elaborando vinos generosos en esa misma madera.

La distinción de la selección de los productos que se van a comercializar será el punto fuerte. Comenzarán con un Whisky de 10 años y continuarán con un Whisky de 15 y otro Whisky de 20.

El packaging dará un toque único, siendo las botellas cilíndricas metidas en cajas de madera rustica y al natural. Buscando el estilo vintage que rememore los embalajes antiguos de la época medieval. Dicha madera, llevara grabado a fuego el logo, el nombre de la persona/empresa que compre el whisky y la enumeración de las botellas que llevaran en su interior. Producción limitada y enumerada.

Una vez asentados, se aprovechará la cercanía con Madrid para incluir paquetes de las ‘rutas gastronómicas’ además de atraer la afluencia de clientes que visiten las instalaciones, el pequeño museo y el Castillo de Caudilla.

En relación con el patrimonio Cultural, parte de los beneficios serán destinados a la adquisición y remodelación del Castillo de Caudilla, en el objetivo de apoyo al patrimonio cultural vigente en la propia ubicación.

El castillo de Caudilla, también conocido como castillo de Rivadeneyra, fue construido en el siglo XV (1449-1450) por Hernando de Rivadeneira, mariscal de Castilla. De este castillo partió Enrique IV con cien caballeros para someter a la ciudad de Toledo, que era partidaria del infante contrario Don Alfonso.

Evocando la historia, el 1º whisky llevara el nombre de ‘CIEN CABALLEROS’.

En cuanto a la venta y al mercado, se ofrecerá como un Whisky de Malta 100%, de la gama Premium por su crianza especial, obtenida en barriles de roble americano viejos. Con un plus diferencial en el mercado nacional y europeo por la personalización de las botellas y packaging al estilo medieval se lanzará al mercado en pack de 1, 2 y 3 unidades.

Sobre todo, esto está enfocado para el cliente final, por ello estará disponible en Amazon (#ciencaballeros) a partir del 12 de noviembre, además próximamente estará en empresas de regalos personalizadas online y algunas tiendas selectas que tengan representación en cada ciudad estratégica de Europa, sobre todo Toledo, Madrid y Barcelona. El público objeto se abarca desde lo grandes aficionados al whisky como al público ocasional que busca un buen regalo exclusivo y distintivo.

Los consumidores son cada vez más exigentes y están dispuestos a pagar más por productos selectos, diferentes y de alta calidad. Es por ello que una destilería delicatesen puede llegar a tener bastante éxito si se sabe cómo satisfacer las necesidades culinarias de sus clientes y cómo posicionar el negocio para diferenciarse de la competencia.

Nueva oportunidad para Caudilla, un pueblo despoblado de la provincia de Toledo

Share This Post

Post Comment