Los nuevos fundamentos de la dieta del siglo XXI

Los nuevos fundamentos de la dieta del siglo XXI

Ya no se trata simplemente de tener una dieta variada. Ahora, dadas las exigencias que tiene la sociedad en el día a día, se trata de ingerir alimentos de una gran calidad. Solo de ese modo se pueden hacer frente a las largas jornadas laborales con el vigor y la energía necesarias.

Una mayor exigencia por parte del consumidor
El consumidor es mucho más exigente. Los alimentos procesados están pasando, poco a poco, a un segundo plano en detrimento de aquellos más naturales. Esta tendencia ya está teniendo su repercusión en las grandes marcas alimenticias así como en las cadenas de supermercados.

Las primeras cuidan mucho más su producción e invierten más recursos en exigentes controles de calidad. Las segundas, tratan por todos los medios hacerse con productos más sanos, con un mejor reparto de macronutrientes y de micronutrientes.

La aparición de la dieta ecológica
Y en medio de esta nueva tendencia está la dieta ecológica. Un nuevo enfoque que se centra, al menos a día de hoy, en los productos de la huerta. Unos productos que tienen un bajo contenido, en muchos casos nulo, de agentes químicos y que, por lo tanto, aportan un mayor número de beneficios al organismo.

Son muchas las marcas las que ya actúan en esta dirección. Casa Pareja, con su aceite producido en almazaras biodinámicas, es un gran exponente de ello. Productos de la dieta conocida como mediterránea que se reinventan y vuelven a sus orígenes para ofrecer su lado más natural.

El paradigma es bien distinto al de hace tres o cuatro décadas. La alimentación importa. Ahora, en resumen, no solo se disfruta comiendo sino comiendo productos de calidad. Seguramente el precio sea un poco más elevado pero no cabe duda de que las personas están dispuestas a asumirlo si así tienen la certeza de estar optimizando el funcionamiento de su cuerpo.

Share This Post

Post Comment