Las Bravas celebran el 60 aniversario de su marca

«¿Quién no ha pedido una de bravas alguna vez?» La tapa es quizá una de las más famosas de nuestro país. Pero, ¿de dónde viene la expresión? LAS BRAVAS, el conocido bar madrileño, fue el primero en crear la salsa y experimentar con ella a principios de los 50. Fue en el año 1959, hace exactamente sesenta años, cuando la bautizaron y registraron la marca. Desde entonces, la expresión se ha extendido como la pólvora por todos los rincones de España, e incluso en el extranjero.

Pocos negocios de restauración definen su cocina como “madrileña”. LAS BRAVAS es, desde que se inauguró en 1933, la taberna madrileña por excelencia. Turistas de todas partes del mundo viajan hasta Madrid para degustar la auténtica salsa brava. El éxito del producto llevó al restaurante a ampliar su negocio e inaugurar un nuevo local. A día de hoy cuentan con dos locales, el original, situado en la céntrica calle Álvarez Gato, y otro en Pasaje Matheu, también en el corazón de la capital.

La casualidad hizo que la calle Álvarez Gato pasase a la historia por dos razones muy diferentes. Y es que Álvarez Gato es, en realidad, el famoso ‘Callejón del Gato’, cuyos espejos deformantes fueron recogidos por Don Ramón María del Valle-Inclán en una de sus obras más célebres, ‘Luces de Bohemia’, en 1924. Tan sólo nueve años después se convirtió en el escenario del inicio de la aventura gastronómica de LAS BRAVAS.

Y a día de hoy, en el año 2019. LAS BRAVAS se han convertido en todo un fenómeno de la cocina castiza, y no sólo por sus famosas patatas. Desde la tortilla española, pasando por el pulpo a la gallega y hasta los boquerones fritos o los pimientos del padrón, el restaurante recoge los mejores platos de la cocina de nuestro país. Eso sí, siempre saben mejor si se acompañan de la auténtica salsa brava.

Share This Post

Post Comment