El té en bolsitas reduce la calidad del producto con respecto al té a granel, según Punto de Té

El consumo de té en todo el mundo sigue en aumento en la actualidad. Esta bebida tradicionalmente asiática ha conseguido conquistar a personas de todos los rincones del globo. De ahí que cada vez resulte más importante la calidad del producto que se consume, puesto que los propios usuarios se interesan más por sus características y propiedades.

Hasta ahora, la forma más habitual de consumo de este producto era a través de las bolsitas individuales preparadas para infusionar. Pero dicha costumbre está cambiando en favor del consumo de té a granel, debido a las importantes diferencias de calidad que se han podido encontrar entre uno y otro.

A pesar de que tanto el té a granel como el té en bolsitas o en pirámides parten del mismo producto, los resultados no son iguales por muchos motivos. Y es que la materia prima que se utiliza en ambos casos es de diferente calidad, pero también influyen otros detalles como su modo de conservación e incluso de aplicación.

Diferencias entre el té en bolsas y el té a granel
Encontrar tés de calidad es cada vez más sencillo. Porque cada vez son más las tiendas especializadas en este producto. Desde Punto de Té, uno de los lugares más relevantes de Madrid en lo que al té premium se refiere, comentan las diferencias entre el té en bolsas y el té a granel. Para que cualquier usuario interesado en este producto pueda saber cuándo se encuentra ante un té de verdadera calidad.

Materia prima
El té a granel está elaborado a partir de las mejores hojas del té, que se pueden ver enteras, al igual que las flores, frutos y especias utilizadas en cada variedad. El té en bolsas se elabora mediante maquinaria industrial que no tienen la capacidad de seleccionar ni de elaborar el producto como lo harían las personas. Suele contener mucha cantidad de tallos, palos y parte de la planta que no se emplean en el té en hebras. Por este motivo es posible afirmar que el té a granel tiene una calidad mucho mayor que el segundo.

Conservación
El té a granel se conserva sin envasar, en contacto con el aire. Esto tiene la ventaja de que se conserva fresco y con todas sus propiedades en un consumo temprano, pero también puede ocurrir que haya que desecharlo si pasa mucho tiempo desde su elaboración, porque podría perder su fuerza y características. En cuanto al té en bolsas, su conservación es en un envase cerrado, lo que permite que se mantenga en buenas condiciones durante más tiempo, aunque de inicio sus propiedades no serán igual de buenas que en el té a granel.

Modo de empleo
En este punto el té en bolsitas tiene la ventaja de que resulta mucho más rápido de hacer, puesto que ya está preparado para su uso. Basta en este caso con calentar el agua, introducir la bolsa y esperar a que el agua tome sus propiedades. El modo de empleo del té a granel es más complejo, requiere de la preparación del producto en una herramienta adecuada para ello. Aunque después de la preparación, el resultado será mucho más sabroso y saludable.

Escoger un té de calidad para el consumo es una de las mejores formas de poder disfrutar del mejor aroma, sabor y de las propiedades saludables del producto. Por eso siempre se recomienda acudir a centros especializados en este producto, como Punto de Té.

Nota de prensa El té en bolsitas reduce la calidad del producto con respecto al té a granel, según Punto de Té publicada en comunicae.es

Share This Post

Post Comment