El éxito de La Gaditana radica en tratar a los clientes “como dioses”

El éxito de La Gaditana radica en tratar a los clientes

Actualmente, emprender en hostelería no es fácil, pero desde que abrió sus puertas en 2011, la Taberna La Gaditana solo ha cosechado éxitos y buen nombre en Madrid. Este negocio familiar, que se ubica en el barrio de Salamanca, ha sabido reinventarse y convertirse en un lugar emblemático con buen ambiente y buena gastronomía.

Antonio Martínez, natural de Murcia, vive en Madrid desde 1994 y fue el responsable de levantar un pequeño negocio en el barrio de Salamanca de Madrid hace hoy 7 años. Actualmente son sus hijos Rubén y Raúl los que acompañan y llevan el negocio junto a su padre.

Cuando se le pregunta a Antonio dónde radica el éxito de La Gaditana, él lo tiene muy claro: “tratar a mis clientes como me gustaría que me trataran a mi, en definitiva tratarlos como dioses”, al mismo tiempo que también destaca la importancia de que la relación calidad/precio “tiene que ser de 10”.

Hay que estar al día en gastronomía
El dueño de La Gaditana asegura que, pese a las dificultades del sector, es “muy importante la investigación” y es por ello que suele buscar y comer en distintos restaurantes de todas las ciudades de España, “para estar siempre al día en gastronomía”, apunta. Ya que es esencial en este sector “cuidar a nuestros clientes y adaptarnos a la gastronomía que ellos mismos demandan”.

El 40% del éxito de un negocio radica en su ubicación
Antonio Martínez es un empresario que ha sabido reinventarse e introducirse en el mundo de la hostelería que, aunque no contaba anteriormente con experiencia en el sector, sus hijos sí estaban más experimentados. Por ejemplo, su hija Sandra estudió la carrera de cocina, trabajó en un prestigioso restaurante londinense y se convirtió en la primera mujer en España en ganar el premio Juvenil de Gastronomía. Volvió a España para montar el negocio con su padre.

Según Martínez, el Barrio de Salamanca de Madrid fue el lugar escogido porque le gustaba “mucho este barrio y el entorno”. De hecho, asegura que “la ubicación influye mucho en el éxito de un negocio, quizás un 40% o 50%, aunque no lo es todo”. Emprender en hostelería no es un camino fácil pero la constancia, la dedicación, la calidad de la comida y “empatizar con los clientes” son algunos de los rasgos que hacen de la Taberna-Restaurante La Gaditana un lugar emblemático en pleno barrio de Salamanca de la capital madrileña.

El éxito de La Gaditana radica en tratar a los clientes El éxito de La Gaditana radica en tratar a los clientes

Comunicado de prensa El éxito de La Gaditana radica en tratar a los clientes “como dioses” publicado en comunicae.es

Share This Post

Post Comment